El objetivo principal, o más común, de la enmarcación es proteger y acondicionar el elemento a enmarcar, dejándolo liso, y sin aire. Así los materiales orgánicos, cómo el papel, los pigmentos y las tintas, conservan mejor sus propiedades, y se evitan humedades, polvo, y otros agentes externos que podrían dañar el contenido.

Sin embargo, cuando hablamos de arte, el marco no solo protege, sino que ayuda a integrar la obra en nuestra escena, es importante así escoger bien el vínculo que queremos crear entre nuestro espacio y el de la obra de arte en cuestión. La fusión de ambos elementos puede tener resultados muy distintos en cada caso.

 

Detalle de nuestro taller de enmarcación

"Detalle de nuestro taller de enmarcación"

 

Detalle de nuestro taller de enmarcación

"Detalle de nuestro taller de enmarcación"